El juez penal Hernán Postma condenó a Gustavo Fernando Ramos a 4 años de prisión efectiva en juicio abreviado por haber formado parte de la asociación ilícita liderada por Esteban Alvarado.

En una audiencia celebrada ayer a la tarde, el juez Postma homologó el acuerdo abreviado al que llegaron los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra con el abogado defensor Fernando Arias Camaño en el que Ramos reconoció haber asumido un rol de organizador desde que Alvarado fue detenido el 2 de febrero de 2019, encargándose de la organización y administración de los recursos materiales y humanos de la asociación ilícita.

Según describieron los fiscales, Ramos se encargaba de dar directivas para gestionar el entramado de empresas comerciales y unipersonales que le permitían ocultarse en estructuras societarias, a través de las cuales proveía de bienes muebles, inmuebles y servicios a toda la estructura criminal. Indicaba cómo tenía confeccionarse la documentación de los bienes, quienes debían figurar como titulares, fijaba sus precios para ofrecerlos al mercado, ordenaba operaciones en moneda extranjera, pago y negociación de cheques y decidía los servicios que cada empresa debía facturar.

Además, conseguía inmuebles en los que vivían los miembros de la organización y donde guardaban los vehículos que utilizaban, gestionaba dinero para pagar a personas de las que obtenía información y manipulaba facturación y pagos mezclando fuentes de rentas lícitas e ilícitas.

Artículo anteriorLe robaron la moto y le metieron un tiro
Artículo siguiente“Suelten a los Cantero, si no, vamos a matar a los fiscales”